Logo Luvilay

Qué puede hacer por ti un gel muscular

¿Alguna vez has utilizado un gel muscular? Los geles y cremas para el dolor muscular se emplean habitualmente en el tratamiento de lesiones leves, como sobrecargas o contracturas. Pero los geles musculares o geles fríos tienen muchos más beneficios. Echa un vistazo, es probable que alguno te sorprenda.

gel muscular como usarlo

Usa el gel muscular antes del entrenamiento

Aplicarse gel muscular con un pequeño masaje antes del entrenamiento ayuda a activar la circulación y, por lo tanto, fortalece los músculos, que estarán mejor preparados para el trabajo posterior. En combinación con un calentamiento de baja intensidad, es una solución fantástica para prevenir lesiones.

Después del entrenamiento: acelera la recuperación muscular

No esperes a lesionarte para usar el gel muscular. Aunque durante el entrenamiento todo haya ido bien y no hayas notado tensión ni sobrecargas en los músculos, aplicar un poco de gel en los músculos que se han ejercitado ayudará a la recuperación de los músculos y articulaciones forma mucho más rápida. Es una forma estupenda de evitar agujetas.

Ayuda a que los masajes sean más suaves

Por su textura, el gel facilita el desplazamiento de las manos a la hora de dar un masaje, por lo que se pueden trabajar mejor las diferentes zonas. Además, el gel muscular protege de posibles irritaciones en la piel, producidas por la fricción de las manos.

El gel frío ayuda si te has dado un golpe

Los hematomas o incluso los chichones producidos por una caída o un golpe agradecen el frío. Por eso un gel muscular frío puede ser un buen remedio para ayudar a desinflamar una contusión. Fito Cold Fisio de Luvilay, por ejemplo, es un gel muscular formulado con árnica y otros extractos vegetales, que son un antiinflamatorio natural fantástico. Pruébalo la próxima vez que tengas un hematoma y verás lo rápido que se recupera. Eso sí, si tienes una herida abierta, no apliques el gel, pues puede irritarla.

Ayuda a calmar la sensación de piernas cansadas

El frío es un calmante fantástico para las piernas cansadas y otros problemas vasculares. Y puede que ya lo sepas: Luvilay tiene un gel frío infalible para esto, Fito Cold Piernas Pesadas. Pero si notas sensación de hormigueo, pesadez e incluso inflamación, en definitiva, alguno de los síntomas tan característicos de las piernas cansadas y no tienes un gel específico a mano, puedes emplear un gel frío muscular como Fito Cold Fisio para aliviar las molestias. ¿Sabes cómo tienes que aplicarlo? Con movimientos circulares ascendentes, desde el pie hacia la rodilla.

¡Mejora la celulitis!

Aunque no te lo creas, los geles musculares también pueden ser un aliado secreto para tratar la celulitis o piel de naranja. Eso sí, tienen que tener efecto frío, pues el frío es uno de los tratamientos más eficaces para reducir este antiestético efecto irregular de la piel. Y, además, en el caso de nuestros geles fríos contienen extracto de castaño de indias, que es un componente muy recomendado para la celulitis porque estimula la circulación sanguínea, reduce la inflamación y fortalece los capilares.

Piernas cansadas: ¿por qué tenemos esa sensación de pesadez?

¡Qué molesta es la sensación de piernas cansadas! Ese hormigueo constante, sensación de fatiga en las piernas, calambres… Incluso hinchazón en los tobillos. Es probable que alguna vez lo hayas padecido y, por lo tanto, conoces los incómodos síntomas de la pesadez de piernas, pero ¿sabes a qué se debe? Te lo explicamos a continuación.

sensacion de piernas cansadas

Causas de las piernas cansadas

La sensación de piernas pesadas se produce por una insuficiencia venosa. Las venas de las piernas tienen dificultad para hacer llegar la sangre al corazón y esta se acumula en las piernas, dando lugar a las molestias que ya hemos señalado. Aunque la edad y la genética son los factores de riesgo más comunes de la insuficiencia venosa, hay otras causas que pueden influir en un problema de piernas cansadas:

  • Los profesionales que deben permanecer muchas horas de pie —como azafatas, dependientes, personal de hostelería, personal sanitario y farmacéuticos, por ejemplo— suelen padecer piernas cansadas porque estar de pie, o en la misma posición, durante mucho tiempo acelera la fatiga en las piernas.
  • En el extremo contrario, el sedentarismo también es causa de insuficiencia venosa. Por eso no conviene pasar demasiadas horas en posición sentada. Si realizas un trabajo de oficina, que te exige pasar la mayor parte del tiempo sentado, intenta dar pequeños paseos de forma regular y, si no es posible, al menos mueve las piernas regularmente mientras permaneces sentado.
  • El verano es otro de los factores que incrementa este problema y es que el calor es uno de los principales enemigos de la función venosa en las piernas. Por eso, es muy habitual que en los meses más calurosos sintamos esa sensación de fatiga, hinchazón y hormigueo que caracteriza las piernas cansadas.

Qué hacer para aliviar la pesadez de piernas

Lo mejor, cuando padecemos piernas cansadas, es aplicar frío sobre la zona afectada y elevar las piernas para mejorar la circulación de la sangre. ¿Un truco infalible? Aplicar nuestro gel especial para piernas pesadas Fito Cold, dándote un masaje suave y ascendente desde la zona de los tobillos hasta las rodillas. Se trata de un gel formulado con extractos vegetales de árnica, ruscus, hamamelis y castaño de indias, plantas que tradicionalmente se han empleado en medicina natural para mitigar problemas de circulación. Además, Fito Cold también contiene mentol cristal, un aceite esencial que aporta un gran frescor y genera un alivio inmediato de los síntomas más molestos de la pesadez de piernas.