Logo Luvilay

Piernas cansadas: ¿por qué tenemos esa sensación de pesadez?

¡Qué molesta es la sensación de piernas cansadas! Ese hormigueo constante, sensación de fatiga en las piernas, calambres… Incluso hinchazón en los tobillos. Es probable que alguna vez lo hayas padecido y, por lo tanto, conoces los incómodos síntomas de la pesadez de piernas, pero ¿sabes a qué se debe? Te lo explicamos a continuación.

sensacion de piernas cansadas

Causas de las piernas cansadas

La sensación de piernas pesadas se produce por una insuficiencia venosa. Las venas de las piernas tienen dificultad para hacer llegar la sangre al corazón y esta se acumula en las piernas, dando lugar a las molestias que ya hemos señalado. Aunque la edad y la genética son los factores de riesgo más comunes de la insuficiencia venosa, hay otras causas que pueden influir en un problema de piernas cansadas:

  • Los profesionales que deben permanecer muchas horas de pie —como azafatas, dependientes, personal de hostelería, personal sanitario y farmacéuticos, por ejemplo— suelen padecer piernas cansadas porque estar de pie, o en la misma posición, durante mucho tiempo acelera la fatiga en las piernas.
  • En el extremo contrario, el sedentarismo también es causa de insuficiencia venosa. Por eso no conviene pasar demasiadas horas en posición sentada. Si realizas un trabajo de oficina, que te exige pasar la mayor parte del tiempo sentado, intenta dar pequeños paseos de forma regular y, si no es posible, al menos mueve las piernas regularmente mientras permaneces sentado.
  • El verano es otro de los factores que incrementa este problema y es que el calor es uno de los principales enemigos de la función venosa en las piernas. Por eso, es muy habitual que en los meses más calurosos sintamos esa sensación de fatiga, hinchazón y hormigueo que caracteriza las piernas cansadas.

Qué hacer para aliviar la pesadez de piernas

Lo mejor, cuando padecemos piernas cansadas, es aplicar frío sobre la zona afectada y elevar las piernas para mejorar la circulación de la sangre. ¿Un truco infalible? Aplicar nuestro gel especial para piernas pesadas Fito Cold, dándote un masaje suave y ascendente desde la zona de los tobillos hasta las rodillas. Se trata de un gel formulado con extractos vegetales de árnica, ruscus, hamamelis y castaño de indias, plantas que tradicionalmente se han empleado en medicina natural para mitigar problemas de circulación. Además, Fito Cold también contiene mentol cristal, un aceite esencial que aporta un gran frescor y genera un alivio inmediato de los síntomas más molestos de la pesadez de piernas.

Cómo mejorar la mala circulación en las piernas: consejos sencillos para aplicar en casa

La mala circulación en las piernas es más común de lo que podría parecer. Y es que un trabajo de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular estima que seis de cada diez adultos padecen síntomas de enfermedad venosa crónica, es decir, dificultad por parte de las venas de retornar la sangre al corazón. Esta incidencia aumenta con la edad, siendo un problema que se manifiesta en mayor medida a partir de los 70 años (50 en el caso de fumadores), y por causa de otras patologías asociadas.

mala circulacion piernas

 

En todo caso, mejorar la mala circulación de las piernas es posible siguiendo algunas sencillas pautas. Todas ellas las podemos aplicar en nuestro día a día en casa, así que ya sabes: toma nota y acaba con la mala circulación y la pesadez de piernas.

Tips para mejorar la circulación de las piernas

  • Evita permanecer demasiado tiempo en la misma posición, da igual si estás sentado o de pie. En ambos casos, acostúmbrate a mover frecuentemente los pies y da pequeños paseos
  • Eleva las piernas por encima del nivel del corazón. Cuando estés relajado en el sofá, pon los pies sobre una buena pila de cojines. Es un truco infalible para contrarrestar la mala circulación de las piernas.
  • Una dieta equilibrada también es clave para mejorar la mala circulación de las piernas. Además, la alimentación baja en sal es muy positiva en este sentido, pues ayuda a retener menos líquidos.
  • ¡Hidrátate bien! Y esto quiere decir tanto por dentro como por fuera. Bebe abundante agua y utiliza a diario una crema que favorezca la hidratación de la piel, pues de esa forma conseguirás una piel más elástica y tersa y conseguirás activar la circulación en las piernas.
  • Viste ropa amplia en la medida de lo posible. Los pantalones o medias muy ajustados dificultan el retorno sanguíneo de las piernas al corazón, favoreciendo una mala circulación de las piernas.
  • Evita la exposición solar prolongada y permanecer cerca de fuentes de calor directas (como una estufa) durante mucho tiempo.
  • Masajea las piernas con Fito Cold Piernas Pesadas cada día. El gel frío es altamente calmante y el poder antiinflamatorio de la árnica ayuda a disminuir la hinchazón, la sensación de pesadez y el hormigueo en las piernas. Además, al aplicar el gel en movimientos circulares conseguirás recuperar la circulación en las piernas.