Logo Luvilay

Tips para proteger la piel del frío

proteger-piel-frio

La piel es especialmente sensible a los cambios de temperatura y, en estos días de frío, es probable que hayas notado que se te resecan más las manos o los pies, que aparecen rojeces donde antes no tenías o que se te cortan los labios. Es normal. Te contamos cómo proteger la piel del frío para sobrevivir a estos días de invierno.

proteger-piel-frio

Lo que debes saber para proteger la piel del rostro y la del cuerpo

Lo detallamos porque tan importante es proteger la piel del cuerpo como la del rostro. A veces, pensamos que la piel de la cara, por estar más expuesta, es más sensible y nos olvidamos de cuidar la del cuerpo. Pero es fundamental mantener una rutina adecuada en ambos tipos de piel pues las bajas temperaturas pueden acabar provocando sequedad, tirantez picor y deshidratación en cualquier zona de nuestro cuerpo.

Nuestra recomendación es que te protejas bien empleando a diario cremas cosméticas que se adapten a tu tipo de piel y, sobre todo, que hidraten en profundidad. Cuando la piel está seca –y el frío suele ser un factor de riesgo— necesitamos leches corporales capaces de retener el agua en la piel.

Por cierto, seguro que en los días más fríos tienes la tentación de llegar a casa y darte una ducha bieeeen calentita. Pues cuidado con esto: el agua caliente reseca mucho la piel, por lo que no es aconsejable superar los 38ºC si quieres proteger tu piel.

Otra recomendación, para evitar que la piel sufra de más en invierno, es elegir bien la ropa: utiliza prendas que permitan la transpiración, pues de lo contrario la piel se reseca y descama con más facilidad.

Cómo cuidar la piel de las manos del frío

¿Se te enrojecen las manos con el frío? Es muy común porque las temperaturas bajas provocan que el riego sanguíneo sea menor. Y ello está íntimamente relacionado con la sequedad de la piel: para protegernos del frío y conservar mejor el calor en las manos, el flujo de sangre se reduce en las capas superiores de la piel. Esto que ocurre en las manos también se da en los pies, por eso en invierno tenemos la piel del pie más seca y dura.

proteger-pies-mano-frio

Lo ideal, cuando se da esta situación, es emplear una crema reparadora y proteger las manos y pies del frío utilizando guantes y calcetines calentitos.

¡Cuida tus labios!

Los labios son especialmente sensibles al frío por eso tampoco te debes olvidar de ellos. Es importante utilizar labiales hidratantes con protector solar y, sobre todo, no morderlos ni humedecerlos por mucho que nos duelan o molesten pues esto los irritará aún más.