Logo Luvilay

Piernas pesadas: causas y tratamiento

Cuando hablamos de piernas pesadas nos referimos a esa sensación de incomodidad en las piernas, en que parece que pesan o están adormecidas, y dificultan el estar de pie o el caminar. Además, en muchas ocasiones, las piernas cansadas se presentan con hinchazón en los tobillos o pantorrillas, hormigueo o picor. Es una sensación molesta e incapacitante para la vida diaria, por eso la pesadez de piernas suele ser uno de los problemas que más se consultan en las farmacias.

Por qué: causas de la sensación de piernas pesadas

Existen diferentes motivos por los que se puede producir este problema, pero el más común es la insuficiencia venosa, que es la incapacidad de las venas de devolver el flujo de sangre correctamente al corazón. De esta forma, la sangre se va acumulando en las piernas provocando inflamación y dolor. Normalmente, la insuficiencia venosa se produce cuando las venas pierden elasticidad, se dilatan y su capacidad de bombeo disminuye. Por eso es un problema muy común entre personas mayores.

Además, hay otras causas de las piernas cansadas. Por ejemplo, los cambios hormonales: la retención de líquidos que se produce, por ejemplo, durante la menstruación deriva muchas veces en sensación de cansancio y pesadez de piernas.

También el sedentarismo es una causa clara de piernas cansadas. Los problemas de circulación que se producen cuando pasamos muchas horas sin caminar o hacer ejercicio, derivan en molestias en las piernas. Pero esto tiene fácil solución: mueve los músculos y notarás cómo va desapareciendo esa sensación de pesadez.

Fumar es otro factor de riesgo: el tabaco dificulta el riego sanguíneo y es una causa clara de la insuficiencia venosa.

Tratamiento para las piernas cansadas

Evidentemente, siempre que sea posible es importante adoptar hábitos preventivos, como evitar el tabaco y el sedentarismo. Pero en aquellos casos en los que padezcas este problema, lo más efectivo para aliviar las molestias de las piernas cansadas es darse un masaje drenante con un gel frío como Fito Cold Piernas Pesadas. Gracias a su formulación con árnica y otros ingredientes naturales, este gel alivia la inflamación en las piernas y el efecto frío es muy efectivo para calmar el hormigueo y la sensación de pesadez de las piernas.

Además, suele ir muy bien estimular la circulación poniendo las piernas en alto, al menos durante diez minutos al día, y beber mucha agua, ya que una buena hidratación contribuye a la correcta circulación sanguínea.