Logo Luvilay

Codos secos: ¿cómo cuidar la piel de los codos?

codos-secos

Tener los codos secos es tan frecuente y común que, a veces, olvidamos prestarle atención a esta parte del cuerpo. Pero que sea común no quiere decir que sea conveniente tener la piel de los codos seca. Así que, a modo de recordatorio, sirva este artículo para poner remedio a los codos secos.

codos-secos

Por qué tengo la piel seca en los codos

Hay una conjunción de factores que acaban alterando la piel en la zona de los codos y afectan a la piel seca:

  • Los codos son una zona muy expuesta a rozaduras, pues constantemente los estamos apoyando sobre diferentes superficies. Para aguantar este trajín, la piel de los codos es más gruesa que en otras partes del cuerpo, pero ello influye directamente en su sequedad.
  • De la misma forma, las mangas largas provocan un desgaste mayor en esta zona la mayor parte del año.
  • Por su posición, no vemos los codos continuamente y ello hace que sea más fácil olvidarse de hidratarlos con frecuencia. Con el rostro esto no suele pasar porque enseguida vemos si le falta luminosidad a la piel.
  • Los codos son una articulación: el movimiento constante supone una mayor presión sobre la piel de esta zona.

Recomendaciones para cuidar la piel de los codos

  1. Exfolia la zona de forma regular.

¿Has notado que la piel de los codos es más oscura? Eso es que hay acumulación de células muertas y lo que hay que hacer es eliminarlas con una exfoliación. Eso sí, no te pases: la piel de los codos es muy fina, por lo que no es recomendable utilizar herramientas muy agresivas que sí utilizamos, por ejemplo, en los talones, como es el caso de la piedra pómez. Para los codos, con un buen gel exfoliante o con un guante para exfoliación es suficiente.

  1. Aplica una crema reparadora en los codos secos.

Acilac Forte es una crema reparadora y ultrahidratante formulada específicamente para recuperar zonas de la piel muy secas o dañadas, como es el caso de los codos. Actúa eficazmente incluso en casos de uso discontinuo, aunque nuestra recomendación es que te la apliques a diario sobre los codos secos durante varios días, hasta que la piel recupere su firmeza, suavidad y brillo natural.

  1. ¡Incluye los codos en tu rutina diaria!

Una vez hayas recuperado el mejor aspecto de tus codos, no dejes que se te vuelvan a resecar incluyéndolos en tu rutina de belleza habitual. Asegúrate de utilizar una leche corporal muy hidratante y aplícala con esmero cuando pases por la zona de los codos.